UN AÑO SIN SANTIAGO

By 31 julio, 2018Sin categoría

A 1 AÑO DE LA DESAPARICION DE SANTIAGO MALDONADO, Decretos represivos, contravenciones “disciplinadoras”, y ahora…

Nuevas pericias sobre la desaparición y muerte de Santiago Maldonado que desmienten el relato oficial y vuelven a poner la mira en el deterioro de la república

A un año de la desaparición forzada y posterior muerte de Santiago Maldonado, artista y artesano “desaparecido” tras la represión de  Gendarmería Nacional en la provincia de Chubut, en el marco de una  protesta del pueblo mapuche contra la expropiación de las tierras ancestrales de la Comunidad, el Presidente decide sacar el ejército a la calle. Santiago se convirtió en una de las primeras víctimas del modelo represivo de un gobierno que en estos días facultó por decreto a las FFAA a intervenir en la seguridad interior.

Esta medida viene a legalizar el método del gobierno para acallar la protesta popular que aumenta día a día producto de la política económica, un ajuste antipopular y antinacional acordado con el Fondo Monetario, y que ya desde antes de su firma viene traduciéndose en despidos masivos, tarifazos brutales, congelamiento de los salarios ya licuados por una inflación desenfrenada.  Una cara más de ese endurecimiento “disciplinador” es la presentación en la CABA del proyecto de reforma al Código Contravencional que habilita a las fuerzas de seguridad a expulsar, confiscar y hasta encarcelar a músicos y artistas en lugares públicos con una mera denuncia anónima por “ruidos molestos”.

La represión a los pueblos originarios viene también profundizándose mientras autorizan a las FFAA de los EEUU a plantar bases y ocupar territorio en nuestro país. Estos hechos muestran el raquitismo al que va siendo reducida nuestra democracia y la velocidad con la que perdemos soberanía tanto política como económica y territorial. En estos días también se hicieron públicas nuevas pericias privadas del equipo encabezado por el perito criminalístico Enrique Prueger que vuelven a poner sobre el tapete la responsabilidad de las fuerzas de seguridad en la desaparición (durante dos meses y medio) y luego la muerte de Santiago, y la vasta cadena de distorsiones, encubrimientos y falsedades (incluida la “fabricación” de grupos “terroristas” entre los originarios de nuestro sur) con que el gobierno nacional echó tierra al asunto para que dejara de investigarse.

Este 1° de agosto debe hacernos reflexionar acerca del deterioro institucional que sufre nuestro país y que hace peligrar el estado de derecho. Los músicos junto a los organismos de DDHH y demás sectores exigimos:

  • Reapertura de la investigación sobre la muerte de Santiago Maldonado. Juicio y castigo a los responsables.
  • Derogación inmediata del decreto ilegal del gobierno que faculta a las fuerzas armadas para la represión interna.
  • NO al Código Contravencional de Rodríguez Larreta.

 

PH: Andres Herrera,  Sadem Prensa Tucuman

El último mural que pinto Santiago