María Laura Vigliecca (Secretaria de Organización) “De vuelta a casa…

By 18 Julio, 2017Gremiales, Seccionales

De regreso a casa…

 

Hace 2 largos meses ya, inicié el recorrido por las seccionales del SAdeM en el interior visitando compañeros, afianzando vínculos y fundamentalmente trazando el plan de acción para los próximos 4 años de cara a la nueva elección de autoridades de nuestro Sindicato.

Comenzamos en Misiones, donde me reencontré con compañeros con los que venimos militando desde hace varios años: Javi, Tano, Benja, Víctor Rivelli, Víctor Riveros, Gerardo, los queridísimos Martín Riveros y Atilio Barberán, y tantos otros compañeros con los que entre mate y chipá reconstruimos lazos y refundamos la seccional con el claro objetivo de avanzar en la presentación de la ley del músico y caminar la provincia para incluir a los compañeros de cada pueblo, de cada localidad, para que cada músico misionero se sienta parte de este sueño que es el SAdeM federal.

De los pagos de la tierra colorada partí hacia Tierra del Fuego, donde me esperaba mi entrañable compañero Máquina, con quien recorrimos la provincia escuchando el reclamo de cada trabajador de la música por lo que falta y festejando claramente por los avances en la construcción de una seccional que fue pionera en la promulgación de la ley que nos protege.

Revivimos cada momento de aquella gesta en la que los músicos fueguinos junto a los trabajadores de la provincia resistieron un combate de 200 días de huelga, en lo que para nosotros fue el mascarón de proa del ajuste y la represión que se vino después en todo el país, y al que hay que responder con más organización y más lucha ya que promete profundizarse y avanzar aún más sobre nuestros derechos.

Del fin del mundo saltamos a Chubut, donde comenzamos a transitar el camino hacia la reglamentación de la Ley del Músico chubutense aprobada y promulgada hace poquísimo tiempo, producto del esfuerzo y la militancia del compañero Ignacio y el equipo que conforma la conducción seccional.

El alud y el plan de ajuste sufridos por los compañeros de Comodoro Rivadavia han profundizado la crisis en la que se encuentra la profesión en aquella provincia patagónica, que cuenta con una herramienta fabulosa como es la Ley del Músico que nos proponemos reglamentar y exigir su aplicación para garantizar fuentes de trabajo y condiciones de trabajo dignas para nuestros músicos.

Luego vino un recreo de 2 días en Buenos Aires y partimos hacia el norte. Noches de guitarra, empanadas y chacarera nos esperaban en Santiago de la mano de nuestro candidato a Presidente Cali Carabajal y un equipo de leones que comenzaron a organizarse para dar forma a la seccional y sumarse a la construcción del sindicato federal.

Capítulo especial para los compañeros de Tucumán: Julián, Ernesto y un huracán de compañeras y compañeros que con amor y compromiso están caminando la provincia y  militando sin descanso por este proyecto.

En Jujuy nos esperaban Ricardo, Yudith y un grupo de compañeros que la vienen remando y con quienes ya comenzamos a trabajar en una nueva presentación de la Ley que nos garantice derechos.

De vuelta a casa pasamos por Córdoba; Ariel, Juan José, Alberto, David, Mauri, Elvira y la gigante Pao conforman un equipo que promete dar vuelta la página y avanzar en la construcción y fortalecimiento de la seccional del centro del país con miras a la regionalización de las delegaciones.

Fueron más de 15.000 km recorridos. Regreso absolutamente convencida de que el amor y la convicción con la que militamos este sueño valen el esfuerzo.

Conocí un grupo de mujeres extraordinarias: María Eugenia, Rosi, Vicky, Miriam, Lolo, Delia, Elvira, Pao, Alejandra, la inmensa Yudith con quien orgullosamente comparto la lista de candidatos, desde todas las latitudes pelean cada día por el proyecto nacional imprimiéndole esa garra que solo las mujeres sabemos darle a la tarea cuando hacemos carne el sufrimiento de cada hombre y mujer de la música, de cada compañero que la está pasando mal, conscientes de lo que debemos cambiar, seguras de poder cambiarlo, amasando cada día ese sueño, apropiándoselo y refundándolo cada vez. Con ellas, no tengo dudas, daremos un nuevo paso hacia adelante y le sumaremos al proyecto la fuerza, la perseverancia y fundamentalmente el amor, convencidas de que este SAdeM jamás volverá a ser lo que era.

En fin, recorrimos el país escuchando a compañeros que desde los rincones más alejados de la Patria nos muestran su realidad y su voluntad de cambiarla en el marco de un proyecto de construcción colectiva como es el SAdeM Federal.

En todas las provincias recorridas estamos discutiendo la Ley del Músico, como parte del plan de acción nacional acordado en el encuentro de delegados seccionales. Mientras desde la oposición nos proponen una campaña sucia, en la que nos acusan de fraude y corrupción, nosotros seguimos trabajando sin descanso para fortalecer la herramienta de defensa de nuestros derechos como trabajadores y hacerla llegar a cada compañero, para que desde su ciudad encuentre en el Sindicato ese lugar de pertenencia que lo traduzca y lo contenga.

Seguiremos trabajando para que el SAdeM se transforme definitivamente en una estructura nacional que pelee cada día por más derechos, con una mirada federal y abarcativa, conocedora de la realidad que viven los músicos de cada provincia. La inclusión de candidatos de cada seccional a la Lista Celeste va de la mano con esta propuesta de federalización real y profunda del proyecto. La suma de propuestas emanadas de cada provincia enriquece la discusión y le imprime al plan de acción nacional una mirada integradora.

Nos atraviesan los mismos problemas y debemos caminar juntos para lograr revertir una realidad que nos excluye. Seguiremos militando para construir un Sindicato de puertas y oídos abiertos a los reclamos y las necesidades de cada compañero. Ese es el único camino posible, entender la problemática de cada provincia como un todo y acompañar la organización de los trabajadores en cada lugar para seguir peleando por más derechos, por más inclusión, por la dignidad del músico como trabajador de la cultura.

Es mucho lo que hemos hecho en estos 8 años y estamos convencidos de que debemos ir por más.

María Laura Vigliecca

Secretaria de Organización